Si hay algo que debemos conocer es nuestro país. Y si vives en Chile sabrás que tenemos una variedad de paisajes gracias a la distribución geográfica que tiene este hermoso país: desde los bosques nativos del sur hasta las imponentes escenas del desierto de Atacama.

Por lo mismo, un destino clásico para muchos viajeros —tanto chilenos como extranjeros— es conocer San Pedro de Atacama y sus alrededores.

En 2013 tuve la fortuna de estar en esta hermosa localidad nortina y uno de los lugares que amé fue conocer los Geysers del Tatio. ¡Aunque tenía un susto enorme de no apunarme en el intento!

Geysers del Tatio

La travesía hasta los Geysers del Tatio

Estuve unos cinco días en San Pedro de Atacama y por lo mismo tenía que aprovechar el tiempo para conocer todo lo que pudiera. Uno de los tours más sacrificados es el de los Geysers del Tatio porque parte en la madrugada y dura hasta pasado el mediodía. De hecho, te pasan a buscar a tu hotel u hostal como a las 4 o 5 de la madrugada. ¡Sólo para valientes!

Nosotros tomamos el tour un sábado 27 de julio de 2013 y cerca de las 4 de la madrugada llegaron a buscarnos a nuestro hostal llamado Casa Corvatsch, que quedaba en la calle Gustavo Le Paige 178. Primero, debo decir que lo recomiendo al 100%: era bonito, cómodo y económico. Eso sí, no incluía desayuno pero uno siempre salvaba con un pancito o algo que comprabas en los almacenes locales. Además estaba a minutos del centro de San Pedro así que podías ir caminando a todas partes sin problemas y en el hostal tenían unas hamacas para descansar después de un largo día de tours y caminatas.

El viaje de San Pedro hasta los Geysers dura entre 1 hora y media a 2 horas. De hecho, nosotros llegamos como a las 6:30 horas a nuestro destino. El camino tiene varias curvas pero está bien pavimentado así que es muy seguro.

Geysers del Tatio

Tips para no apunarse

Según información de “Chile es tuyo”, la entrada a los Geysers del Tatio cuesta $7.000 (chilenos) y $10.000 extranjeros. 

Ojo: muchos turistas pueden apunarse al subir hasta los geysers porque pasas drásticamente de 2.500 metros de altura (que es donde está San Pedro) hasta los 4.300 metros de altura aprox (Geysers del Tatio). Lo recomendable es llevarse una botella con agua de coca, que la venden en las mismas ferias artesanales. Puedes tomarla fría o caliente, eso queda a tu gusto. Si no te gusta el sabor, también venden la coca para mascar, dulces e incluso calugas de coca. ¡Hay muchas opciones!

Yo soy muy jaquecosa y tenía miedo de apunarme y que me doliera la cabeza por eso pero tuve suerte y no me pasó nada. Mi técnica fue comer chicle en el camino, así no se me tapaban los oídos mientras íbamos subiendo y también respirar lenta y controladamente. Evita movimientos bruscos y correr cuando estés arriba porque hay menos oxígeno y tus pulmones tienen que aclimatarse al cambio.

Cuando tomamos el tour nos dieron otras recomendaciones: no comer carnes rojas en la noche previa al tour, evitar cualquier tipo de alcohol y, para los fumadores, ni siquiera pensar en prender ni medio cigarro (tanto la noche anterior como en el tour). Sí, habían guías que fumaban como si nada pero deben estar acostumbrados a la altura (y obviamente, las colillas las guardaban para botar en un basurero, JAMÁS dejar basura en estos lugares naturales).

Geysers del Tatio

Altura y fauna nativa en los Geysers del Tatio

Cuando vas a los Geysers del Tatio puedes tener una sensación térmica de grados bajo cero. En mi caso, me tocaron -5°C. La altura es de 4.300 metros y el punto más alto es en la boletería.

“El Tatio” significa “el abuelo que llora” (en kunza, lengua atacameña). Este nombre proviene del hecho que cuando cae el río lo hace justo en los “ojos” del abuelo.

Geysers del Tatio

¿Alcanzas a ver el rostro de lado?

La actividad termal en el Tatio abarca un área de aproximadamente 10km2 e incluye más de 80 tipos de geysers entre fumarolas, agua, estanques de barro hirviendo, estanque burbujeantes y manantiales. Éstos equivalen al 8% de los que existen en todo el mundo y son los más grandes del hemisferio sur. Además es el tercer campo geotérmico más grande tras Yellowstone (Estados Unidos) y la Reserva Natural Kronotski (Rusia).

Ojo: hay piedras amarillas y rojas para que la gente no pase el circuito y siga las instrucciones de seguridad.

Geysers del Tatio

La segunda parte del tour cuenta con un momento para bañarse en las aguas termales. ¡Una experiencia imperdible! En total tienes unos 30-40 minutos para esta actividad.

En cuanto a la fauna, puedes encontrar diferentes tipos de gaviotas andinas, vicuñas y zorros culpeos.

Si aún no conocer esta maravilla de San Pedro de Atacama, te dejo con algunas imágenes de mi viaje:

Geysers del Tatio

Geysers del Tatio

Geysers del Tatio

Geysers del Tatio

Geysers del Tatio

 

 

Comments

comments


BichitoViajero

Periodista, viajera y fanática de la Segunda Guerra Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: